Hoy es

jueves, 28 de abril de 2011

LOS ALUMNOS MÁS BARATOS DE LA REGIÓN

(Os adjuntamos artículo publicado en La Verdad de Albacete el pasado día 12 de Abril)
 
Los colegios concertados de la provincia de Albacete reciben una media de 550 euros mensuales por aula durante los doce meses del año, cantidad a la que habría que sumarle los sueldos del profesorado, que también asume la Administración. Este coste, que sienta una diferencia abismal entre la enseñanza concertada y la pública, se conoce gracias a los pocos colegios que se atreven a hablar y dar cifras, porque la Delegación Provincial de Educación siempre ha alegado que la cuantía que reparte entre estos centros, fruto de los conciertos firmados en 1986, es información reservada. Ahora, un informe de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) -elaborado con cifras del Ministerio de Educación- viene a confirmar lo que era un secreto a voces, que los concertados se las ven y se las desean para llegar a final de mes.
En el caso de Castilla-La Mancha, hay más de 4.000 euros de diferencia entre lo que invierte la consejería en un alumno de la enseñanza pública y el de la privada concertada. Los 23 colegios concertados de la provincia de Albacete, independientemente de si se trata de religiosos o de cooperativas laicas, entran dentro de la lista común, junto con los públicos, cuando llega el momento de que los padres elijan un colegio para sus hijos. De hecho, la mayoría acaba el proceso de elección de centro con lista de espera. Sin embargo, según el informe facilitado por la CECE, el gasto por alumno en la concertada es de 2.641 euros, frente a los 6.749 de la pública.
Castilla-La Mancha invierte, por tanto, más de 137 millones de euros en conciertos educativos, cifra que, aunque pueda parecer llamativa, resulta ridícula si se compara con otras comunidades. Y es que la región es la autonomía con menor porcentaje de plazas concertadas de todo el país. Si Castilla-La Mancha tiene el 15,5% de su educación concertada, el País Vasco llega al 49,50% y la vecina Murcia alcanza el 23,5%. El informe de la CECE calcula que la región se ahorra más de 76 millones de euros anuales gracias a su acuerdo de 1986.
Los más caros
El País Vasco es la autonomía que más invierte en los estudiantes de la concertada, con 3.719 euros por alumno, así como gasta más que nadie en los de la pública, sentando una diferencia de 6.669 euros entre ambos. Los alumnos más baratos están en Andalucía y Canarias, con 2.395 y 2.132 euros por estudiante de la enseñanza concertada, mientras que los más afortunados de la pública son los de País Vasco, Navarra y Asturias, con 10.388, 8.481 y 7.985 euros respectivamente.
El caso es que los colegios concertados siempre se han quejado, aunque con la boca pequeña porque no dejan de mantenerse con el dinero público. Han sido los padres de alumnos católicos, la Concapa, los únicos que se han atrevido a decir claramente en Albacete que la concertada está en crisis desde hace décadas. Este colectivo no duda de que el estudiante de la concertada «es un chollo» para la Administración.
Dentro del concierto educativo, Albacete cuenta con cooperativas de profesores y centros religiosos. Las cooperativas son la Academia Cedes, Aristos, Azorín, José María Pemán, Nuestra Señora de Monserrat, San Cristóbal y Nuestra Señora del Carmen en Villarrobledo, algunos son totalmente laicos y otros guardan el ideario de sus inicios. De todas formas, Educación tiene clasificados como religiosos a los colegios Compañía de María, Diocesano, Ave María, Escuelas Pías, María Inmaculada, Nuestra Señora del Rosario, San Francisco Coll y Santo Ángel, Esclavas de María en Almansa, Amor de Dios en Caudete, Cristo Crucificado en Elche de la Sierra, San Rafael, Compañía de María y Nuestra Señora de los Dolores-Padres Amigonianos en Hellín, María Auxiliadora en La Roda y Episcopal en Almansa. Son 23 colegios concertados, en torno al 20% del total, siete de ellos son cooperativas y el resto se definen como religiosos.
Limpiadoras, conserjes, personal de administración, agua, luz, calefacción o una mano de pintura son los gastos que asumen los centros concertados con esa cantidad mensual que ronda los 550 euros por aula. Con este panorama, los colegios reconocen verdaderas dificultades para sobrevivir. De hecho, cuando surgió la polémica por la cuota 'voluntaria' que piden algunos colegios religiosos, asociaciones de padres de alumnos hicieron circular correos electrónicos en defensa de esta ayuda. Aquí se produjo un polémico choque de intereses. Por un lado, era ilegal y así lo hizo ver la Delegación Provincial de Educación, pero, por otro, se trataba de una práctica que no se daba sólo en un colegio.
En cualquiera de los casos, se sentaba otra 'diferencia' entre la enseñanza gratuita de la escuela pública y la ayuda 'voluntaria' de la concertada. Educación acababa diciendo que: «Cualquier centro educativo puede recibir donaciones de forma libre y voluntaria, pero no en forma de cuota».
De todas formas, cualquiera que visite un colegio concertado y un centro público, sobre todo si este último es de los nuevos, puede comprobar que el estado de conservación es, cuanto menos, diferente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para publicar un comentario debes indicar tu nombre y apellido.
No se publican comentarios anónimos en ningún sentido.
No se publican insultos, difamaciones o faltas de respeto.
La libertad de expresión no se puede defender desde el anonimato.
Gracias